Lo que sé suponía y preveía un viaje para que unos deportistas disfrutasen y disputaran  un partido de una categoría tan bonita como la liga nacional juvenil de fútbol sala (en su grupo 8A) entre el CD Menciana Subbética Cordobesa y el Melilla  FS, acabó realmente mal, y mucho peor que pudo ser, ya que el encuentro en el Lázaro Fernández se convirtió en un correcalles al finalizar el mismo.

Remontamos a los hechos acontecidos tras los 40 minutos de juego, finaliza el encuentro en el Pabellón melillense Lázaro Fernández, con resultado favorable para el equipo local (que hubiese pasado sí encima los tres puntos no sé hubiesen quedado allí..), mientras ambos equipos sé saludan tras el 5-3 final, un jugador local atiza un fuerte puñetazo al menciano Carlos Venzalá, tras esto varios jugadores más (locales y visitantes) intentaron mediar en el asunto y separar este acto, para que la cosa quedara ahí.

Cuando la cosa parecía que iba a quedar ahí, llegó lo peor, un grupo de en torno a 10/15 anormales, saltaron de la grada a ‘impartir justicia’, en el revuelo que sé estaba produciendo sobre la pista el mayor perjudicado fue Carlos Lama, que recibió un brutal puñetazo de uno de los energúmenos que saltó de la grada a la cancha, dicho ‘aficionado’ no había hecho precisamente la comunión ayer, y con más de la treintena de edad le provocó a Carlos diferentes heridas y que el caño de sangre que salía de su boca fuera considerable.

Mientras tanto, los árbitros actuaban como jueces pasivos y sin mediar en el asunto ni durante ni después del mismo (son de casa, pueden tener amenazas…diferentes motivos que hacen que no sea del todo justo estos tipos de partidos en ese territorio tan especial), por no hablar ya de la seguridad melillense. Tras el encuentro los colegiados tan sólo preguntaron en vestuario y sé levaron las manos, diciendo que sí había que ir al médico allí denunciaba, lógicamente con el barco al salir era imposible constatar esa acción ante la justicia, una vez más sé repiten estos hechos tan graves en la ciudad autónoma y los culpables seguirán de rositas.

En nuestra edición de hoy hemos querido hablar con dos de los capitanes del equipo menciano, como son Manuel Córdoba ‘Kiki’ y Fernando Carrillo.

Kiki sobre lo ocurrido nos contaba “Ha sido una vergüenza, nunca había visto algo parecido”, asegura además que “Sentimos preocupación y miedo ya que algunos de nuestros compañeros estaban siendo agredidos” , “La responsabilidad puede ser de su cuerpo técnico por no parar estas acciones, pero el árbitro desde el minuto 1 sé veía cual era la actitud”.

Por su parte Fernando Carrillo nos comentaba que “Es algo más que lamentable, que no puede ocurrir nunca, y menos en una categoría nacional”, aún sigue mostrando su sorpresa ante los hechos “Nno había visto nunca algo así y por supuesto no me esperaba que ocurriese esto, y mucho menos en la Liga Nacional Juvenil”, reconoce lo mal que lo pasó y el miedo ” Yo personalmente lo pase muy mal cuando vi que hubo invasión por parte de la afición, si es que sé le puede llamar así, salí a correr para el vestuario por lo que podía ocurrir pero algún compañero mio fue agredido”

Si con la difusión podemos evitar que estos hechos vuelvan a producirse, estaremos poniendo un granito de nuestra parte para que el fútbol sala y el deporte en general sea mucho más grande.